Tres características del líder auténtico en tiempo de crisis

Joel B Groat

Pandemia de Coronavirus: Pánico. Desesperación. Confusión. Como líder usted puede ser una fuente de Calma, Confianza y Claridad.   

Estamos en tiempos inciertos y sin precedentes y es ahora cuando el mundo y la iglesia están más necesitados de lideres fuertes, confiables y auténticos.  Le presento aquí tres características de un líder que sabe guiar bien a través de los tiempos difíciles.

1. Su mirada está en Dios - en todo y para todo. 

Es fácil dejar que la tragedia, el miedo, y el caos que nos rodean capturen nuestra atención y desvien nuestra mirada. Como un accidente al lado de la carretera que nadie quiere ver pero nadie resiste mirar, las noticias negativas invaden y captan nuestra atención. Pero cómo lideres auténticos ejercemos una disciplina interior y volteamos la mirada a nuestro Abba y su consejo. 

Dios no nos ha dado espíritu de temor o cobardía, pero como dice 2 Tim 1:7-9

“sino de poder, de amor y de dominio propio. Por tanto, no te avergüences del testimonio de nuestro Señor, ni de mí, prisionero suyo, sino participa conmigo en las aflicciones por el evangelio, según el poder de Dios, quien nos ha salvado y nos ha llamado con un llamamiento santo, no según nuestras obras, sino según su propósito y según la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús desde la eternidad.” 

En tiempos de crisis si nuestra mirada esta en Dios - en todo y para todo - podemos hablar con franqueza y sin reparo que hay salvación en Jesucristo. Las buenas noticias son que aunque el pecado, que se muestra en el quebrantamiento del mundo, nos aísla de Dios, Jesús provee un regalo de gracia y reconciliación. Además, Dios tiene propósito para nuestras vidas - la intimidad con Él y con otras personas, no obstante lo difícil de nuestras circunstancias.  Nuestra mirada está en Él.  

2. Su enfoque está en su prójimo - no en sí mismo.

Como lideres nuestro ejemplo es Jesús, quien no vino a ser servido, sino a servir.  El líder autentico evite pasividad, y busca suplir las necesidades de otros antes de los suyos. De forma proactiva busca dónde puede servir, animar y amar a los demás.  Es un ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, fe y pureza (I Tim 4:12).  Primero hace, y luego anima a los demás a seguir su ejemplo. 

En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros. (Juan 13:35)

¿Por qué cuando se habla del auto sacrificio cristiano, la madre Teresa es uno de los primeros nombres que vienen al pensamiento de la gente? Porque ella lo arriesgó todo para mostrar amor y servir a los demás, sin buscar crédito o fama. Simplemente buscó a los más necesitados en tiempo de crisis y los ayudó como pudo. Traemos esperanza y ánimo a nuestra familia, iglesia y al mundo cuando nos enfocamos en los demás y no en nosotros mismos. Esto tambien dará más credibilidad a nuestro mensaje.

3. Su mensaje es de calma, confianza y esperanza - firmemente arraigada en lo eterno.

¿Qué proclamamos en tiempo de crisis? En nuestro Facebook, en nuestras conversaciones, ¿Buscamos atención repitiendo las noticias más dramáticas y atemorizantes? ¿O sin disminuir la seriedad del momento buscamos crear ambiente de calma, y confianza en Dios?  Con todo el alboroto y caos que nos rodea, no vamos a vivir ni un minuto más ni un minuto menos del tiempo que Dios tiene preparado para nosotros en este mundo. Todos somos mortales, y la realidad última es la de la eternidad. 

Seamos intencionales en recordar a nuestros hermanos en la fe que esta vida es, y siempre será, un vapor, frágil, pasajero. Dice Santiago 4:14,

“Sin embargo, no sabéis cómo será vuestra vida mañana. Sólo sois un vapor que aparece por un poco de tiempo y luego se desvanece.”

A pesar de esto, no hay nada que no podemos resistir o soportar en vista de la eternidad perfecta y grandiosa que nos espera.  Como vivimos ahora es de suma importancia, hoy es todo lo que tenemos y debemos maximizar el gozo y amor de cada momento.  Pero al enfrentarnos con lo incierto y quebrantado de estos tiempos, nuestro ‘ahora’ siempre se observa y se vive a luz de la eternidad perfecta y gloriosa que anticipamos.  Cómo lideres nuestro mensaje siempre es uno que comunique calma y confianza en que mejores días están por venir, pues está garantizado y arraigado en la realidad eterna que vemos por fe.  

¿Que acciones tomarás hoy mismo para influir en otros para bien? 

¿Cómo usaras tu influencia para ayudar a otros adoptar una perspectiva eterna?

¿Esto te ha ayudado? Compártelo con otra persona y ayúdele ser un líder auténtico y de gran impacto para el reino de Dios.  Para no perder ni una entrada. Inscríbete gratis con tu correo electrónico y recibe material que te puede ayudar ministrar mejor que nunca. 

Para más recursos gratis haga click aquí y introduzca tu correo electrónico.  https://irr.org/es/pastores-proteja-tu-rebano

Deseando que Dios te ayude liderar y minstrar mejor que nunca!

Tu consiervo agradecido,

Joel B Groat

Dir. Ejec. IRR.org